|

Restauración

 

El desayuno se compone de una selección de deliciosos productos marroquíes e incluye: panes recién salidos del horno, embutidos, quesos, huevos, confituras y frutas (según mercado). El zumo de naranja recién exprimido y el café recién molido es excelente.

El desayuno se sirve en el comedor familiar o bien en la terraza panorámica contemplando el Estrecho de Gibraltar… una manera perfecta de comenzar el día

 

La hora del Té
Después de una buena jornada repleta de visitas y paseos por el zoco no hay mejor manera de relajarse que disfrutar de un auténtico té marroquí y sucumbir ante una exquisita selección de unos tradicionales dulces caseros.

 

 

Cenar en La Tangerina es una oportunidad para degustar los auténticos platos caseros marroquíes, comenzar con una sopa harira, y continuar con un tagine de cordero, ternera o pollo, y a lo mejor con una Pastilla hecha por la madre de Farida y para finalizar una deliciosa macedonia o naranja con canela, con el café incluído.

Recuerde que únicamente preparamos las cenas por encargo, por favor haga su reserva con antelación.

 

 

 

Platos tradicionales marroquíes:


Harira

La harira es la sopa marroquí más conocida, su base es de tomate y se aromatiza con jengibre, pimienta y canela, además de una generosa cantidad de hierbas frescas: cilantro, perejil, apio y cebolla.


Tagine
El término “tagine” se refiere al recipiente de barro en cuyo interior se preparan los alimentos para ser cocinados a fuego lento, pero también al sabroso estofado de carne, pollo o pescado resultante, que con frecuencia incluye verduras o frutas.

Baisara
La Baisara es la sopa más popular en todo Marruecos por ser la más económica y la más contundente. Está hecha a base de guisantes y habas secas. Es fantástica para los días fríos y lluviosos.

Pastilla o Pastela
La Pastilla o Pastela es un pastel dulce y salado a la vez, relleno normalmente de pichón, coronado con azúcar glas.

Cuscús
El Cuscús está hecho a base de sémola de trigo, la misma que se utiliza para hacer la pasta. Es muy típico en todo el norte de África. En Marruecos se suele servir con pasas y almendras y opcionalmente con un toque picante.